Buscar
  • Los Mexicanos

Los Nachos...


Nachos

Como bien dicen por ahí, comencemos por el inicio.


Quizás al ir al cine los hayas comprado, al ver un partido de fútbol los hayas comido, inclusive preparado, o al ir a un estadio los hayas degustado, los nachos están por todas partes, pero ¿de dónde son? ¿De Estados Unidos? ¿De México?


¿A caso es un platillo de la famosa y a veces desconcertante cocina Tex-Mex?


Es un misterio del que nadie sabrá la verdad… hasta que leas este artículo.


Según la historia, los nachos vieron la luz en 1940 en el Club Victoria, en la ciudad fronteriza de Piedras Negras, Coahuila, México, cuando un grupo de mujeres arribó al lugar a altas horas de la noche. En ese momento, el “maître d’hôtel”, Ignacio Anaya, no tenía ningún cocinero disponible en la cocina.


Estas mujeres eran esposas de un grupo de estadounidenses asignados a una base militar en Eagle Pass, Texas. Este grupo había cruzado el río Bravo para un día tranquilo de compras y buscar un lugar donde beber algo y comer.


Dispuesto a atender a las comensales, Nacho fue a la cocina y preparó una botana rápida con los pocos ingredientes que tenía a la mano. Así que cubrió algunos totopos con queso colby y rodajas de jalapeños encurtidos y los horneó.


Las comensales quedaron tan encantadas con esta botana que pidieron más, llamando de broma a esta botana como “Especial de Nacho” (“Nacho’s Special).


De ahí en adelante, al haber “nacido” en la frontera entre México y Estados Unidos, las maneras de preparar los Nachos han ido evolucionando conforme se le han añadido ingredientes del lado estadounidense, como del mexicano, integrándolo a la gastronomía Tex-Mex (al añadirle ingredientes estadounidenses a los platillos mexicanos).


En 1970, un texano masificó la venta de Nachos al crear una emulsión de queso que no requiere de refrigeración y de una bomba para este queso que pudiese ser ensamblada rápidamente.


Y desde ese entonces, como dicen en mi rancho, el resto es historia.


Disfruta de los nachos estrella de Los Mexicanos, están para chuparse los dedos.




Fuente: Jinlich, P. (2020, noviembre 6). The New York Times. Recuperado de The New York Times: https://www.nytimes.com/es/2020/11/06/espanol/estilos-de-vida/nachos.html


15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo